Cada loco, con su idioma

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Buenos días, buenas tarde, buenas noches

muajajaj (; diviertete

sábado, 31 de enero de 2015

Prefiero que dejes lugar a Dudas, así no tendré que sentarme al lado.

Podré dejar la ventana abierta un sábado que nieve mucho y no temer que entres por la cabeza-corazón, aprovechando un momento de despiste en mitad de un pulso sin ganar inamovible. Será mejor, de todas formas, que me dejes respirar sin ayuda, que te vayas antes de que amanezca y no te acuerdes de mi número, de la cama o de la cara. Prefiero que no quede nada que pueda atarnos y esperar que algún día, en otra ciudad que no es la nuestra, de repente, sin comerlo ni beberlo nos volvamos a encontrar y sea otra vez como la segunda vez que nos vimos y volviste a decirme tu nombre, que vuelva a surgir la intención de desayunar a la doce de la noche y que me invites al mismo rincón 'especial' donde solo será la segunda vez que esté. Eso quiero. Que seamos peces esperando que termine la tormenta. Siendo tormenta sin saberlo a ciencia cierta.

lunes, 26 de enero de 2015

lunes, 19 de enero de 2015

Mantén ese neón encendido.


Un día conoceremos la verdad y suplicaremos porque sea mentira, para poder reescribir una y otra vez la historia que nosotros queremos vivir. Sabiendo, desde hace digamos, todos los años que tenemos,que la vida no entiende de gustos, ni de preferencias. Da igual que tu prefieras algo, la vida, la suerte, la muerta, la esperanza, la pasión, todas tienen nombre de mujer.

martes, 13 de enero de 2015

Cuando quemes tus naves no me pierdas las llaves del cielo

Me gustaría, a veces, poder ponerme mala en el momento justo en el que estás con mucha gente pero quiere irte  para estar a solas. Pero no puedo. Mis defensas han decido que son más fuertes de lo que pienso, incluso a veces, mas fuertes que yo. Y tiene gracia, porque creo que soy una persona bastante fuerte. Me resulta bastante ridículo escribir diarios, y aun así sigo intentándolo, porque yo, no soy mis defensas. Querría, a veces también, ser el caballero, que no anda sin un caballo o un par de doncellas y samas pisándole los talones. Pero no vivimos en una época de caballeros, lanzas o escuderos, ahora, alguien con un diploma, un montón de horas de biblioteca tatuadas en el trasero de aquella silla incómoda o una sonrisa de dentista de un par de miles de euros, son el pase a la final que se busca. Que todos buscan, porque nadie quiere otra cosa, todos peleamos por tener el mismo final. Desconocido, y anhelado final, de cuento aún por escribir y que se acabará convirtiendo en peli, omitiendo detalles que fueron importantes para llegar a ese final culminante, pero nadie quiere ver las lágrimas del camino, ni los enfados, ni las caídas. No quieren ver lágrimas de derrota, sino que lloren de alegría, de felicidad, de entusiasmo. Que se caigan porque les tiemblan las piernas y no quieren estar en otro lugar en ese momento justo. Eso, no se enseña en los libros. 

sábado, 10 de enero de 2015